Vehículo de Sustitución

Buscando una solución para los clientes que, por culpa de un tercero identificado, se quedaban sin vehículo durante el tiempo de la reparación y para los que no teníamos una respuesta fácil, pues no entendían por qué debían quedarse sin vehículo si la culpa del accidente que lo inmovilizaba no era suya, decidimos poner a disposición de nuestros clientes un vehículo sin coste alguno.

La correduría dispone de una pequeña empresa de alquiler que, junto a varios acuerdos con talleres de reparación, nos permite, sin coste para esos clientes, prestarles un vehículo mientras dure la reparación.

Con estos mismos medios, ofrecemos un contrato que permite disponer de un vehículo para todos los casos que inmovilizan temporalmente los automóviles de nuestros clientes: Accidentes con culpa del cliente o de tercero desconocido y averías mecánicas.

Con un coste realmente reducido, complementamos las coberturas propias de los seguros. Ofreciendo un vehículo de sustitución durante la reparación del suyo por un plazo muy superior al de todas las aseguradoras.