Hoy me han confirmado, por fin después de la vuelta de vacaciones de los máximos responsables, que se cubrían los daños por inundación de una cañería de la suministradora de aguas de Palma de Mallorca que había dejado como siniestro total un vehículo de cuatro meses.

Al tener incluidas obligatoriamente las inundaciones extraordinarias por parte del Consorcio de Compensación de Seguros, cuando se contrata alguna garantía de daños propios, las entidades las excluyen de su todo riesgo por normativa.

Pero no es lo mismo excluir las inundaciones, como dicen algunas pólizas, lo que permite excluir todo tipo de inundaciones, que excluir las inundaciones extraordinarias, como dicen otras.

Bien está lo que bien acaba.